Nieve morada fundiéndose en los escombros de guerra.
Debajo. En letargo. Un diente de leche.

 

Se abre la crisálida.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.