Este año tengo dos propósitos. El primero, escribir mi segundo poemario después de De lavanda y hueso. El segundo, que toda aquella persona que quiera escribir un poemario lo haga. Por eso redacto este artículo: «¿Cómo escribo mi poemario sin tiempo?». Y por eso he creado la Guía para escribir tu poemario en 12 meses.

No tengo tiempo para escribir mi poemario (o eso es lo que crees)

Te confieso que al principio me iba a limitar a darte cinco consejos, pero me fui enredando y me di cuenta de que lo que tienes que ver es que la variable tiempo es muy relativa dentro del proceso creativo de un poemario. Es muy diferente el uso, cantidad que necesitas usar de seguido y lugar. Así que una de las cosas más importantes es saber qué tipo de tiempo necesitamos en cada momento.

Me explico: cuando decides poner en marcha el proyecto de escribir un poemario, se pasa por diferentes fases. Nunca se empieza de lleno a escribir, aunque no te hayas parado nunca a pensarlo, siempre hay una fase de reflexión, y si quieres escribir un poemario es que quieres hablar sobre algo, por lo que, en realidad, ya has empezado a escribir tu poemario, pero aún no lo has aterrizado.

Yo he dividido este hecho de escribir un poemario en cuatro fases principales. Dentro de estas fases, considero que en las dos primeras, en las que te conoces como escritor/a y practicas el camino que quieres seguir en ese poemario, puedes hacer un uso más fragmentado del tiempo y aprovechar trayectos cortos y comprometerte, eso sí, a sentarte una hora seguida a la semana.

En estas fases casi lo más importante es no divagar, saber qué preguntas responder; plantearte preguntas concretas te ahorrará mucho tiempo (más información un poco más abajo). Luego está la fase pura y dura de escritura en la que, está claro, vas a tener que sentarte varias horas seguidas, si no puedes, tendrás que dejarte al menos una hora, ¿de verdad no tienes una hora? Y la clave de todo esto se encuentra en la planificación. Por eso, la guía que he preparado, para que tengas unos pasos a seguir que te van a ayudar a focalizarte.

5 consejos para encontrar tiempo

Dicho esto, paso a contarte mis cinco consejos:

  • No busques excusas. Si quieres hacerlo, hazlo, mejor será que dediques media hora a la semana a que no dediques nada.
  • Elimina de tu cabeza la creencia de que es una pérdida de tiempo, porque te bloqueará. Si te hace sentirte mejor, si es tu manera de cuidarte, no es ninguna pérdida de tiempo.
  • Reduce el tiempo que dedicas a las redes sociales y la televisión (estudios de 2021 de Sigma Dos arrojan estos datos: que pasamos 144 minutos al día dentro de las redes sociales, lo que significa más de dos horas al día y un total de 36,5 días al año).
  • Lleva siempre contigo tu cuaderno.
  • Aterriza en un papel tus horarios actuales, ¿puedes reorganizarlos? ¿O de repente te has dado cuenta de que los lunes de 5 a 6 tienes una hora muerta porque has llevado a tu hijo/a a una extraescolar?

Y la clave resumen de todo esto que te he contado es planificación y compromiso contigo. En definitiva, quiérete y busca ese hueco para ti.

Preguntas clave para escribir tu poemario

Como apuntaba más arriba, más que encontrar tiempo, es saber realizarse las preguntas adecuadas lo que te va a evitar divagar y te va a ayudar a centrarte. Todo esto te ayudará a que el poco tiempo del que dispongas sea un tiempo de calidad. Yo te invito a que te hagas y respondas las siguientes preguntas: ¿Por qué escribo? ¿Por qué poesía? ¿Hacia dónde quieres ir con tu vida? ¿Hacia dónde quieres ir con tu escritura? ¿Sobre qué quieres hablar ahora mismo? ¿Qué crees que caracteriza tu escritura, tu estilo? ¿Quieres seguir ese camino? ¿Te autocensuras? ¿Por qué? Plantéate qué manera de crear quieres seguir para escribir tu poemario…

El secreto está en la planificación

El secreto para escribir un poemario cuando eres madre/padre, trabajas, quieres descansar y tener algo de ocio está en planificarte y creer en ti. Como indicaba un poco más arriba, sé consciente de tus horarios y de tus huecos. ¿Cuántas horas crees que puedes dedicar a la semana (lo ideal son cuatro)? Pues pacta contigo y tu familia esas horas y días, y piensa esto: esas horas (o esa hora) son sagradas, solo una causa de fuerza mayor puede hacer que te la saltes. Al final, se trata de respetarte a ti como persona, de cuidarte. (Y, no, no eres egoísta, solo quieres ser feliz).

Por último, hoy haz una cosa: ve a tu papelería más cercana, compra un cuaderno, apunta en la primera hoja día y mes de este año en el que vas a trabajar en tu poemario, ya sabes, no hay excusas, ese día, aunque sea solo una frase, escribe algo, ya estarás un paso más cerca de escribir tu poemario. Y para que tengas un acompañamiento y no vuelvas a preguntarte ¿cómo escribo mi poemario sin tiempo?, descárgate mi Guía para escribir tu poemario en 12 meses.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.