¿Te suenan frases de este tipo?: No voy a conseguir terminar de escribir este libro; no soy lo suficientemente bueno; esta idea no es nada original; me estoy repitiendo, esta idea aparece en mi anterior libro. ¿Te las dices a ti? Respira, porque no eres la única persona que se siente así, entre ellas, yo. En esos momentos duros, yo pongo en práctica algunos ejercicios y los quiero compartir contigo en este artículo: «5 ejercicios para superar el bloqueo del escritor».

¿Qué es el bloqueo del escritor?

Como bien has experimentado en tus carnes o te está ocurriendo ahora, es la incapacidad de los escritores de escribir, así de sencillo. En realidad, es un bloqueo creativo que experimentan todos los artistas y, en definitiva, es un bloqueo emocional y mental. ¿Es como si sintieras un muro que no puedes derribar y que te impide entrar en acción?

Algunos motivos por los que se da el bloqueo del escritor

Ese miedo a la página en blanco no es nada nuevo, como decía antes, todos pasamos por ello y algunos escritores, como Cesare Pavese, Juan Benet o Kafka han dejado constancia en sus diarios.

Estos son algunos motivos por los que ocurre:

Mensajes automáticos

Tu mente, sin que tú te des cuenta, tiene pulsado el botón de repetir y te manda de seguido creencias muy arraigadas y que se suelen arrastrar desde la infancia. Creencias del tipo: no soy suficiente, mi opinión no es importante, lo hago todo mal.

Las prisas

Vivimos en un mundo acelerado en el que nos hemos acostumbrado a conseguir todo con decir «ya», sin embargo, el proceso creativo es pausa y reflexión, así que escribir es casi hasta revolucionario.

Valor económico

Voy a ser sincera, porque tú lo sabes, vivir solo de escribir es muy difícil, no inalcanzable, pero sí muy complicado; además, casi seguro que más de una vez te han soltado algo del tipo: «Anda, qué bonito, pero no muy práctico, ¿no?». Consecuencia, que si en algún momento pensaste en intentar ser escritor/a profesional, lo abandonaste y dijiste «voy a ser un/a aficionado/a», lo que no ayuda para nada a escribir, porque es una manera de no creer en ti.

5 ejercicios para superar el bloqueo del escritor

Con todo lo dicho, para superar el bloqueo del escritor, tendrás que detectar en primer lugar qué es lo que te bloquea la mente y trabajarlo. Mientras tanto, te invito a que pruebes algunos de los ejercicios que te propongo a continuación. Encontrarás ejercicios de escritura creativa y de autoconocimiento.

1 Escritura automática

Este ejercicio es un clásico. Consiste en escribir, sin más, no pienses ni el tema ni el tono… No pienses de manera consciente y deja que sea el inconsciente el que tome el mando. A mí me maravilla cada vez que recurro a esta técnica porque más de una vez, sin saber muy bien cómo, he conseguido crear poemas casi acabados, otros, por supuesto, no son nada buenos, pero sirven para despejar esa nube que te dice que no puedes escribir. Seguro que puedes rescatar, al menos, una palabra.

2 Imita a un/a autor/a que te guste

Al intentar imitar el estilo de un escritor o escritora, te obliga a entender, plantearte e interiorizar las decisiones tomadas, su ritmo, sus figuras retóricas, el tipo de adjetivos elegidos, y esto puede llevarte a tres conclusiones: a) que tienes la capacidad de escribir parecido a persona que admiras; b) que pienses que si este/a autor/a ha podido llevar a cabo esa idea, que por qué no vas a poder tú desarrollar la que habías abandonado, que no te dé miedo a innovar; c) que no te convenza la solución estilística dada por ese/a autor/a, por ejemplo, que el verso concluyente sea más expresivo si es una metáfora que si es una comparación. No tengas miedo a «corregir» a quien admiras si lo haces desde el respeto.

3 Rellena los huecos

Quizás este ejercicio te recuerde al anterior, pero este que nos ocupa tiene un matiz más lúdico.

Coge un poema o un fragmento de una novela y elimina al azar algunos versos o frases y palabras, luego, rellena esos huecos con lo que te surja en ese momento, el texto es posible que sea un disparate y que no saques nada en claro, pero, como mínimo, te reirás un rato.

4 Árbol genealógico creativo

Roba como un artista. El diario de Austin Kleon es un buen libro para superar el bloqueo del escritor.

Este ejercicio se lo he robado a Austin Kleon de su libro Roba como un artista. El diario. Igual que todos tenemos un árbol genealógico familiar, también lo tenemos creativo. Con él verás todas tus influencias y cómo esas influencias han tenido a su vez otras influencias. ¿Hasta dónde se remontará tu árbol?

Gracias a este ejercicio, podrás quitarte esa losa que te obliga a ser cien por cien original, que no pasa nada por admitir que tal idea, etc. te ha surgido gracias a esa otra idea y artista. La conclusión es que todas las ideas han surgido de otras ideas.

5 Haz algo extraño para ti

Una cuestión importante en este ejercicio: no debe ser algo que te avergüence o que sea peligroso. Por ejemplo, puedes bailar una danza africana descalzo/a, hablar con la boca llena o escribir con la mano izquierda si eres diestro/a y viceversa. Al final, de lo que se trata es de romper esos esquemas predeterminados para ti y que te hacen descolocarte un poco, eso ayuda a que despierte el cerebro. ¿Qué te parece si elaboras una lista de 10 acciones extrañas para ti y las vas realizando? Cuando acabes esa lista, elabora otra y, así, cuantas veces lo necesites. De esta manera, te das permiso para jugar y romper tus reglas, te das permiso para experimentar y ser incorrecto.

Inspiración

Por último, esto no son ejercicios, sino otra idea que quiero compartir contigo. Se trata de buscar la inspiración fuera del mundo de la escritura, es decir, visita museos, escucha canciones, observa escaparates… En mi newsletter quincenal siempre incluyo un apartado de inspiración con el que busco que te sorprendas y ayudarte a ver que hay diferentes formas de crear. Si te apetece apuntarte, pincha aquí.

Por mi parte, solo me queda desearte que consigas superar el bloqueo del escritor y me sentiré muy feliz si te he podido ayudar un poco.

No lo olvides: cree en ti

Si te ha gustado este artículo, mil millones de gracias por compartirlo. Si sabes de alguna persona a la que pueda ayudar, díselo.

Un abrazo.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.