Micropoemas para un viernes cualquiera

El pan y la lengua

hablan del pescado

mientras el cadáver de la palabra guerra

pide que le hagan un manto de lirios,

que pasa frío y no puede dormir.

                         * * *

Hoy he amanecido con siemprevivas

repujadas en las muñecas

y todo me sabe a miel.

                          * * *

Lenguas en lucha por ver cuál dice

la rosa más bonita

lenguas en lucha por ver cuál dice

más nombres vivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *