Aprendiendo a desaprender en poesía II. Es cuestión de cuestionarse.

Segunda clase magistral, segundo profesor, esta vez conozco a Pablo García Casado, que nos recalca el hecho de cuestionarse, cuestionarse el punto de vista, el ritmo, el tema, el hecho poético… cuestionar al creador, la creación y a la poesía misma.

Así que la conclusión es que es cuestión de cuestionarse y yo ahora me cuestiono y me borro del primer nivel de conocimiento, memoria, tradición, que ya está viciado y me instalo en el segundo nivel, en ese que puede ver de manera limpia y nueva, para empezar a construir de nuevo, para reorganizar los elementos, jugar a que la poesía quiere aprender la vida y jugar a un nuevo lenguaje, ese que no tenga miedo, que se atreva con la cicatriz desde dentro. Y atreverse a colocarse en el incómodo asiento de la espiral de la cuestión.

Comienza el borrado ya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *